El astigmatismo y la distorsión de la imagen

    El astigmatismo y la distorsión de la imagen

El astigmatismo es una condición ocular que generalmente ocurre debido a que la cara anterior del ojo, que es la cornea, no tiene la misma curvatura en todos sus diámetros. Su forma es irregular y esto hace que la luz que pasa a través de ella no se enfoque correctamente en la retina.

 SIGNOS Y SÍNTOMAS

Las personas con astigmatismo severo, tienen visión borrosa a cualquier distancia.
Las personas que tienen un astigmatismo bajo, suelen tener síntomas como:
๏ Dolor de cabeza.
๏ Cansancio ocular.
๏ Visión borrosa de cerca cuando llevan algún tiempo utilizando la vista a esa distancia.

DESCRIPCIÓN

El astigmatismo suele aparecer a edades tempranas y no tiende a evolucionar.

Más del 95% de las personas presentan un grado leve de astigmatismo corneal directo, llamado astigmatismo fisiológico, que se compensa con un astigmatismo inverso del cristalino.

En los casos, en que este defecto se hace clínicamente significativo podemos hablar de:
1. Astigmatismo regular: la potencia para cada meridiano es igual en toda su extensión y los 2 meridianos principales forman un ángulo recto entre sí.
2. Astigmatismo irregular: la potencia refractiva no es la misma a lo largo de un mismo meridiano. Suele estar producido por traumatismos, heridas corneales, etc.

Los astigmatismos regulares se clasifican, según su relación con la retina, en:
1. Astigmatismo simple: uno de los focos se sitúa sobre retina, mientras que el otro puede caer por delante o detrás de ella. Un meridiano es emétrope y el otro miope ó hipermétrope y se conoce como astigmatismo hipermetrópico simple ó miópico simple.
2. Astigmatismo compuesto: asociado a un defecto esférico. Ninguno de los focos se sitúa en retina, quedan por delante o detrás de ella. Se conoce como astigmatismo hipermetrópico compuesto ó miópico compuesto. Y astigmatismo mixto cuando un foco queda delante y otro detrás de retina.

Atendiendo a la clasificación del astigmatismo regular, en función a sus ejes, hablamos de:
1. Astigmatismo directo o a favor de la regla: el meridiano vertical es más potente.
2. Astigmatismo inverso o en contra de la regla: el meridiano horizontal es más potente.
3. Astigmatismo oblicuo: los ejes son perpendiculares entre sí pero no coinciden con el meridiano vertical y horizontal.

Etiología
1. Asimetría de Curvatura en las Superficies Corneales
2. Asimetría de Curvatura en las Superficies del Cristalino
3. Descentramiento o inclinación del cristalino con respecto al eje visual
4. Catarata
5. Alteraciones ectásicas corneales
6. Pterigium
7. Afectaciones corneales (úlceras, traumatismos, infecciones)
8. Intervenciones quirúrgicas:
8.1.Cirugía de catarata
8.2.Queratoplastia

DIAGNÓSTICO Y MANEJO CLÍNICO

Para determinar la existencia o no de astigmatismo, y en que grado aparece, lo mejor es someterse a un examen visual completo. En él se puede determinar si existe o no y si está asociado a miopía o
hipermetropía como suele suceder frecuentemente.

1. Cuando exista disminución de agudeza visual o astenopía, se debe corregir el astigmatismo mediante:
1.1. gafas (lentes plano-cilíndricas)
1.2. lente de contacto tórica
1.3. cirugía refractiva en los casos en que esté indicada.

Actualmente la corrección con lentes de contacto es factible en función de la cuantía tanto con lentes blandas tóricas como RPG esférico ó tórico, contando con diseños específicos que aseguran su corrección de forma estable.

En cuanto a la corrección con cirugía refractiva, además de las técnicas láser, existe la posibilidad de implante de anillos intracorneales.

Las técnicas quirúrgicas actuales que pueden inducir astigmatismo, como la cirugía de catarata, se controlan tendiendo a incisiones cada vez más pequeñas o al implante de LIO tóricas para inducir el menor astigmatismo posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *